Cómo practicar la Sofrología

Cómo practicar la Sofrología

Creada en el año 1960 por Alfonso Caycedo, la Sofrología hace referencia tanto al estudio de la consciencia como a la consecución de los valores existenciales para el ser humano.

¿De qué trata la Sofrología?

Se trata de un método el cual y aplicado dentro del ámbito de la salud, usa técnicas no solo de relajación, sino también de imaginación, como herramienta a través de la que es posible alcanzar el desarrollo de un óptimo bienestar psicofísico en los individuos.

Además, los especialistas en el sector suelen recurrir a esta práctica con el fin de garantizar un certero diagnóstico, al igual que un tratamiento apropiado.

Cabe mencionar igualmente que dentro de las aplicaciones más comunes que tiene la Sofrología suelen encontrarse las enfermedades relacionadas tanto con el sistema respiratorio como con el circulatorio, las cuales suelen ser la principal razón por la que se producen los problemas psicosomáticos.

En este sentido, las técnicas sofrológicas ofrecen la oportunidad de controlar los síntomas que podrían presentar los pacientes que muestran un claro cuadro de ansiedad o estrés, como por ejemplo, dolencias en la zona del pecho, taquicardias, hiperventilación y/o palpitaciones.

Sin embargo, las ramas de la medicina que se encuentran influenciadas por esta disciplina suelen ser muy variadas, por lo que entre ellas están la neurología, la ginecología, la nutrición, la geriatría y por supuesto, la psiquiatría, etc.

Además hay que señalar que con el paso de los años, múltiples estudios han logrado demostrar la utilidad que tiene la sofrología en cada una de ellas. Un ejemplo de esta metodología se encuentra aquí: https://sofrocay.com/sophrologie/ donde se define perfectamente las aplicaciones de la Sofrología.

Por lo que si en alguna ocasión has sentido que no puedes más, que las cosas a tu alrededor consiguen sobrepasar y que no te encuentras rindiendo de la manera en que tendrías que hacerlo; debes saber que la Sofrología consiste en una práctica que seguramente pueda serte de gran ayuda para cambiar esa situación.

Y es que esta técnica, que suele ser realizada por deportistas de élite al igual que por grandes ejecutivos, te guiará a lo largo del camino tanto hacia la relajación como al bienestar no solo personal, sino también profesional.

¿De qué manera funciona la sofrología?

Aparte de las técnicas de relajación en las cuales se basa la Sofrología, lo cierto es que la práctica desarrollada por Caycedo también supone ejercicios respiratorios y movimientos corporales, al igual que estrategias de motivación mental cuya finalidad consiste en el conocimiento personal.

Mientras que la terapia va avanzando con el paso del tiempo, los pacientes tienen la oportunidad de incrementar la percepción no sólo acerca de su propia conducta y de sus pensamientos, sino también sobre aquellos valores en los que se basa su existencia.

Dicha claridad luego les ofrece la posibilidad de fomentar esas cualidades que aprecian en mayor medida al mismo tiempo que eliminan los sentimientos negativos a fin de lograr su total recuperación.

¿Cómo se practica la sofrología?

La práctica frecuente de las técnicas de la Sofrología les brinda a las personas la oportunidad de gestionar adecuadamente sus emociones a la vez que desarrollan sus habilidades dentro de cada uno de los ámbitos que conforman su vida. Tanto la salud nuestra como la salud existente en la sociedad.

La práctica sofrológica fomenta la consciencia acerca de uno mismo y también fortalece los recursos propios de cada individuo, fomentando el desarrollo de hábitos positivos y la posibilidad de vivir una vida serena.

Ahora bien y a pesar de que al llegar a conocer las técnicas es posible poner la Sofrología en práctica por tu propia cuenta, ayudándote con algunas grabaciones, lo cierto es que para comenzar tendrás que acudir con un profesional que se encargue de guiarte y enseñarte cómo funciona esta práctica.

Los sofrólogos se dedican a acompañar a los individuos con el propósito de enseñarles las técnicas de relajación propias de la Sofrología, como los son la sofronización de base y la respiración diafragmática, entre otras.

Y permaneciendo sentadas o tumbadas, las personas se dejan guiar a través de la voz del sofrólogo  a fin de poder trabajar tanto su mente como sus sentimientos. Por lo general, las sesiones sofrológicas duran aproximadamente 15-20 minutos.

Cabe mencionar que existen escuelas donde las personas interesadas tienen la oportunidad de acceder a un equipo de profesionales especializados en Sofrología los cuales se encargan de ofrecer orientación acerca de las técnicas sofrológicas dependiendo de la situación actual de cada individuo.

Dichas instituciones ofrecen talleres y cursos cuyo propósito consiste en fortalecer los recursos personales con el fin de desarrollar una actitud positiva y serena frente a los acontecimientos vitales. De esta forma y al practicar las técnicas sofrológicas en compañía de otras personas, los individuos que asisten a los cursos o talleres tienen la oportunidad de aprender y desarrollar objetivos específicos.

La formación en Sofrología

Asimismo, hay escuelas de formación las cuales se encuentran especialmente dirigidas a esos profesionales que deseen fomentar la salud psicofísica no solo en su vida personal, sino también dentro del ámbito laboral.

De igual manera, existen sofrólogos especializados que ofrecen visitas tanto individualizadas como online, a través de las cuales los pacientes pueden sentirse más cómodos al decidir comenzar a practicar la Sofrología para mejorar su bienestar mental y físico a través de técnicas de relajación que permiten gestionar la ansiedad y el estrés causados por la rutina diaria.

Al tomar la decisión de comenzar a practicar la sofrología, debes tener en cuenta que es recomendable que lo hagas regularmente (unas 2-3 veces por semana), dentro de un espacio relajado lejos del móvil y cualquier distracción, y por supuesto con la guía de un profesional.

Acerca de Little Jhon
Humilde y amante de la vida.

No hay comentarios. ¡Deja el primero!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.